Torre de la Libertad 1918

Rynek, Kraków

Hoy:

no hay información disponible

En 1918, al pie de la torre del ayuntamiento se produjo un evento histórico: la toma del cuerpo de guardia austriaco para colocar allí a los guardias polacos. En la torre, por primera vez en 123 años, se izó la bandera nacional polaca de color blanco y rojo, en señal de la liberación de Cracovia del poder de los ocupantes. Debido a dichos acontecimientos, la torre del ayuntamiento recibió el simbólico nombre de la "Torre de la Libertad".

El 31 de octubre de 1918, a mediodía, un destacamento militar polaco interceptó, por órdenes del teniente Antoni Stawarz, el cuerpo de guardia del cuartel austriaco, esto es, una edificación neogótica de tamaño reducido, situada junto a la torre del ayuntamiento. Una vez retirados de dicho cuerpo de guardia los soldados del ocupante, por primera vez en más de cien años, se colocó ahí la guardia polaca. Desde un punto de vista militar, tales actuaciones no revestían mayor importancia; no obstante, la dimensión simbólica y propagandística era significativa: el hecho de retirar a los soldados austriacos del centro de la ciudad fue un signo evidente de la liberación de Cracovia.

En el primer aniversario de dichos acontecimientos se celebró en la Plaza Mayor cracoviana una manifestación patriótica a la que asistieron los participantes de la liberación de Cracovia; se organizó un simulacro simbólico de la toma del cuerpo de guardia, lo que dio comienzo a la tradición de escenificar el cambio de la guardia austriaca por la polaca, repetida hasta el estallido de la segunda guerra mundial. En 1946, el cuerpo de guardia de la torre del ayuntamiento fue demolido, lo que las autoridades comunistas explicaron en relación con la necesidad consistente en retirar del espacio público cualquier huella que pudiera asociarse con los años de las particiones. En realidad, lo que se destrozó fue uno de los símbolos de la liberación de Cracovia. Tras 1989, se restableció de forma permanente la tradición de dicho cambio de guardia histórico, que se celebra al pie de la torre del ayuntamiento, en el mismo lugar en el que antes se hallaba el cuerpo de guardia demolido. En los muros de la torre se colocaron asimismo dos lápidas que conmemoran los acontecimientos del 31 de octubre de 1918.

En la Plaza Mayor, a escasa distancia de la torre del ayuntamiento, se halla otra lápida: la que conmemora el juramento prestado por Tadeusz Kościuszko el 24 de marzo de 1974, momento en el que se inició la Insurrección de Kościuszko, un levantamiento nacional contra Rusia y Prusia, que intervenían en los asuntos internos de la República de Polonia, por aquel entonces en pleno declive. Aquel día de marzo, el general Kościuszko asistió a la santa misa en la iglesia de los padres capuchinos de la calle Loretańska, y, posteriormente, se trasladó a la Plaza Mayor para dirigirse a los habitantes de Cracovia con estas palabras: ‟Yo, Tadeusz Kościuszko, juro ante Dios al Pueblo Polaco entero que no utilizaré el poder que me ha sido otorgado para oprimir a nadie con fines particulares, y tan solo lo usaré para defender la integridad de las fronteras, recuperar la autocracia del Pueblo y consolidar la libertad universal”.

La proximidad inmediata de la lápida conmemorativa del juramento de Kościuszko y la torre del ayuntamiento al pie de la cual se ubicaba antaño el cuerpo de guardia enlaza aquellos acontecimientos de forma simbólica: el lugar en el que Kościuszko había iniciado la lucha por la independencia se convirtió en el escenario de alegres acontecimientos que anunciaban el renacimiento de Polonia como estado.

 

Rynek, Kraków
OK We use cookies to facilitate the use of our services. If you do not want cookies to be saved on your hard drive, change the settings of your browser.